Guía en Chamonix

Michel González

Michel Gonzalez

Guía de alta montaña UIAGM desde 1994

Pasión por el alpinismo

Me considero una persona afortunada por haber conseguido compaginar mi pasión deportiva con mi vida profesional.

En 1989, a los 18 años de edad, dejé Zaragoza, mi ciudad natal, para comenzar mi formación profesional como guía de montaña en Ainsa, una bonita población en los Pirineos. Allí aprendí mis primeras lecciones de escalada de la mano de buenos alpinistas aragoneses y vascos, y  pronto comencé a dedicarme profesionalmente.

En 1994 durante las primeras promociones UIAGM a nivel nacional obtuve el diploma de Guía de Alta Montaña UIAGM en la Escuela de Montaña de Benasque y pronto comencé a trabajar en otras cordilleras europeas como los Alpes. He compaginado durante muchos años mi labor de guía de montaña con la de Píster socorrista en estación de esquí en invierno, donde he trabajado activamente en el rescates de accidentados y el control del riesgo de aludes.

Tambien trabajo como formador de futuros guías en escuelas ofíciales de Aragon y Cataluña y he participado como evaluador en diferentes pruebas de acceso para los bloques formativos de guías de alta montaña, media montaña y técnicos en escalada en roca.

Mis queridos Pirineos han sido mi terreno de juego y mi escuela preferida donde practicante he escalado todas las caras norte, aristas de roca, corredores y cascadas de hielo mas emblemáticas de ambos lados del Pirineo aragonés. Después los Alpes y concretamente el macizo del Mont Blanc, zona por la que siempre me he sentido profundamente atraído, me han aportado un enorme crecimiento, tanto a nivel profesional como deportivo.

En cuanto a escaladas en roca de grandes paredes, haber realizado varias vías en Yosemite, concretamente en el Gran Capitán en Norteamérica con apenas 24 años de edad me proporcionaron una maravillosa experiencia en este terreno, que se suma a todo lo demás aprendido en escuelas cerca de mi casa como Ordesa o Gavarnie, por las que también siento un especial cariño.

A día de hoy me mantengo bastante activo y mega motivado, tanto a nivel deportivo como profesional.

Como ejemplo de esto, en el verano de 2020 realicé ascensiones clásicas del macizo de Mont Blanc como el Espolón Frendo ( 1.200m D+) en la cara norte Aiguille du Midi en el día y en menos de 7 horas, la arista Innominata al Mont Blanc ( actividad de más 3.000 metros de desnivel en total  ) en poco mas de 24h o la vía de los Suizos al Grand Capucin ( 400m ED- ) también en muy buen horario. Y lo más importante, sigo teniendo la agenda llena de proyectos por realizar….

A nivel profesional cada temporada de verano con mis clientes, escalamos de 20 a 30 cumbres importantes en Alpes, la mayoría de más de 4.000m de altitud durante la realización de los programas de alpinismo y durante el invierno numerosas travesías de esquí por todos los Alpes y Norte de Europa.

Actualmente vivo con mi familia bajo las faldas del Mont Blanc, concretamente en la localidad francesa de Chamonix, un auténtico paraíso para la práctica del esquí y el alpinismo donde me dedico en cuerpo y alma durante todo el año al trabajo de guía de montaña, la escalada y el alpinismo. Un sueño hecho realidad.

Filosofía de trabajo

Asesorar de la mejor manera a mis clientes, entender sus necesidades y elegir las actividades que más se adaptan a esas necesidades es quizás uno de mis puntos fuertes. 

No soy una persona que trabaja en serie.

Valoro el aspecto humano por encima del deportivo, me eduqué con esta filosofía y siempre he creído que el intercambio y aprendizaje mutuo entre las personas dentro de las actividades de montaña es una de las herramientas más potentes para crecer deportiva y personalmente.

Contactar